Ranking sitúa a Chile en el top ten de los mejores sistemas previsionales del mundo mientras que expertos extranjeros critican la actual reforma

Ranking sitúa a Chile en el top ten de los mejores sistemas previsionales del mundo mientras que expertos extranjeros critican la actual reforma

Esta semana, con el anuncio del proyecto que reforma el sistema de pensiones en nuestro país, por parte del gobierno, el tema previsional definitivamente se tomó la agenda.

Así en este escenario, el actual sistema chileno fue elegido como el octavo mejor del mundo, según el Índice Global de Pensiones Melbourne Mercer 2018. Con ello, mejoró su posición en dos puestos con respecto a 2017, totalizando 69,3 puntos.

Con este resultado, Chile se encuentra en la categoría B del listado -junto a Finlandia, Suecia, Noruega, Nueva Zelandia y Canadá-, correspondiendo a un “sistema que tiene una estructura sólida con numerosas características positivas, pero tiene áreas de mejora que lo diferencia de un sistema de categoría A”.

El listado es liderado por Holanda y Dinamarca, con puntuaciones de 80.3 y 80.2.

Propone mejoras

De acuerdo a este estudio, se debe elevar el porcentaje de cotización obligatoria y la edad de retiro, además de incluir a adultos mayores en la fuerza de trabajo. También mejorar la inclusión de trabajadores independientes.

Expertos extranjeros critican reforma

Con todo, la evaluación expertos extranjeros respecto a la actual Reforma de Pensiones es lapidaria.

En el marco del Foro de Discusión Anual del Centro Internacional para la Gestión de Pensiones (ICPM, en sus siglas en inglés), un grupo de trabajo del informe internacional, que está encabezado por Michael Preisel, chief quantitative officer del fondo de pensiones de Dinamarca (ATP), y otros ocho ejecutivos de los principales fondos de pensiones de Holanda, Canadá, Estados Unidos y Sudáfrica, indica que “el núcleo de la crisis de pensiones chilena” son las lagunas previsionales y las edades de jubilación que son menores a las del promedio internacional.

Los especialistas internacionales concluyen que la tasa local de contribución obligatoria del 10% es baja en comparación internacional. Ilustran que en la mayoría de los otros países estas tasas rondan entre el 15% y 20% para poder entregar tasas de reemplazo entre el 60% y 80%. “Esto refuerza el punto en que las tasas de contribución tendrán que ir más arriba en Chile si se espera alcanzar un índice de reemplazo del 70%”, reflexionan.