Cómo ha aumentado del gasto fiscal en el Pilar Solidario

Cómo ha aumentado del gasto fiscal en el Pilar Solidario

Quedan tan solo cuatro días para que el Presidente Sebastián Piñera concurra a su primera cuenta pública en el Congreso de su segundo gobierno, el próximo viernes. Y en medio de la expectación por los anuncios que se incorporarán, la reforma al sistema de pensiones es -junto a la reforma tributaria- uno de los dos grandes proyectos en torno a los que hay amplias expectativas de tener mayores luces y detalles de en qué consistirá la reforma.

Hasta ahora, uno de los puntos clave que parece estar definido es el reforzamiento del Pilar Solidario -creado en 2008, durante la primera administración de la ex Presidenta Michelle Bachelet-, como uno de los elementos centrales de esta reforma.

Pero ¿cuánto está destinando actualmente el fisco para subsidiar las pensiones de quienes no pueden autofinanciarlas?

Según el último informe elaborado por el Consejo Consultivo Previsional (CCP), una instancia que asesora a los ministros del Trabajo y de Hacienda en materias relacionadas con el sistema de pensiones solidarias. Dicho documento muestra que en 2010 el gasto del Estado en este ítem fue de casi $705 mil millones, unos US$ 1.500 millones al tipo de cambio de la época, el equivalente al 0,64% del PIB. Tras una serie de modificaciones en las coberturas y topes -incluido el aumento de 10% anunciado por la ex Presidenta Bachelet que se concretó en enero del año pasado-, el gasto aumentó a $1.411 billones, casi US$ 2.300 millones al tipo de cambio de diciembre pasado. Dicha cifra representa el 0,8% del PIB. Así, medido en pesos, el gasto se ha duplicado en ocho años. Dichas cifras consideran los cuatro tipos de beneficios estatales.

¿Las medidas de fortalecimiento del Pilar Solidario generan un incentivo a subcotizar?

Para Carlos Díaz,  el gran desafío de la autoridad es continuar mejorando la ayuda a los pensionados, “procurando el menor impacto posible en términos de desincentivos a continuar trabajando en el mercado formal, a no dejar de cotizar y ahorrar para la vejez”.

Expertos coinciden en la necesidad de aplicar mayores niveles de solidaridad al sistema de pensiones, pero difieren respecto de su origen. Para Carlos Díaz, “el Pilar Solidario es solidario por cuanto se financia con fondos generales del Estado, los cuales provienen mayoritariamente de la recaudación que se obtiene por el impuesto a la renta y el IVA”.