Copec, Enel Américas y Latam impulsan utilidades de firmas del IPSA

Copec, Enel Américas y Latam impulsan utilidades de firmas del IPSA

Definitivamente el desempeño del IPSA no ha sido igual al del año pasado. El principal índice accionario local, acumula un rendimiento positivo de 0,21% en lo que va de 2018. Rentabilidad que está lejos del 17,4% que anotaba en el mismo período en 2017 y que terminó el año con un incremento de 34,05%. Al cierre del viernes pasado, el índice se ubicó en los 5.576,48 puntos.

A diferencia del bajo rendimiento que acumula el IPSA hasta ahora, las utilidades de las empresas que han reportado sus resultados a marzo ya superan las ganancias del mismo período de 2017. De las 40 que componen el selectivo, 31 firmas han dado a conocer su desempeño en el primer trimestre. Las ganancias de este grupo ascienden a $1,5 billones, lo que representa un incremento de 18,36% respecto del mismo período en 2017 cuando sus utilidades alcanzaron los $1,3 billones.

Las 31 compañías que han reportado representan, en conjunto, un 87,8% de la participación sobre el total de las firmas del índice accionario local.

Las más rentables 

De estas compañías, una de las que protagoniza el sustento del incremento de las ganancias del selectivo respecto del mismo período del año pasado es Empresas Copec -que tiene un 9% de participación en el selectivo- con utilidades que ascendieron a $169 mil millones.

El incremento en los resultados de Empresas Copec estuvo ligado, según el propio análisis que realizó la firma, a un mejor desempeño de Arauco, debido a mayores ingresos en todas las líneas de negocio.

Enel Américas con una participación de 4,7% en el selectivo, reportó ganancias en los tres primeros meses del año por $133 mil millones, un 200% más que en el mismo período del año anterior.

Por último, Latam –con un 6,7% de participación en el IPSA- reportó utilidades por $56 mil millones en enero-marzo, con un incremento de 43,22% respecto del mismo lapso en 2017. Según la compañía, los beneficios fueron impulsados por un mejor ambiente macroeconómico en Sudamérica y un mayor crecimiento en Brasil tras dos años de recesión.