Lipigas tendría alto interés del mercado para apertura en bolsa

Lipigas tendría alto interés del mercado para apertura en bolsa

Lipigas alista la apertura de una parte de su propiedad en bolsa a través de una oferta inicial pública de acciones (IPO).

Este proceso no ha estado exento de problemas en el pasado. De hecho, en diciembre de 2015 la apertura en bolsa se suspendió la tarde anterior al día que iban a salir al mercado, justamente, porque no encontraron interés suficiente por parte de los inversionistas al precio mínimo de cada acción que se iba a emitir (promedio de $4 mil por papel).

En estos días, detalles legales estarían atrasando la IPO, pero se concretaría dentro de estos días y sería la primera en más de tres años (la de la constructora e inmobiliaria Moller & Pérez-Cotapos).

Aún no se define porcentaje a colocar

Ayer el gerente de administración y finanzas de Lipigas, Osvaldo Rosa, respondió un oficio que le hizo la SVS a la compañía para tener mayor información por esta IPO. “Algunos accionistas estarían evaluado la posible colocación de parte de su propiedad (…) Esto nos ha sido confirmado verbalmente por dichos accionistas sin dar mayores detalles”, dijo Rosa.

Justamente, la compañía no maneja mayor información porque son los dueños del 45% de la empresa quienes impulsan esta emisión de acciones: el fondo LarrainVial Expansión. El 55% restante lo tiene el grupo controlador compuesto por las distintas ramas de las familias Santa Cruz, Yaconi, Noguera, Vinagre y Ardizzoni. De todos modos, el grupo controlador es dueño de 17,3 puntos porcentuales del fondo LarrainVial Expansión, por lo que completa un 72,3% de la compañía.

No se tiene definido cuánto porcentaje de la compañía se colocará en el mercado, tampoco se ha afinado cuánto comprarán los controladores, dado que los términos de las conversaciones de reactivación de este negocio cambian diariamente a la espera de cómo sigue reaccionando la bolsa. Lo que sí se sabe, sostienen cercanos a la operación, es que LarrainVial Expansión utilizará los recursos recaudados para pagar la deuda por la cual le compraron el 45% de la compañía en US$ 540 millones a Repsol en 2012 y que, además, se quedarán con un porcentaje de acciones de Lipigas.

El mecanismo que se utilizará para la IPO es la subasta del libro de órdenes.

Pese a que el IPSA ha caído 3,48% tras la elección de Donald Trump como nuevo Presidente de los Estados Unidos, de acuerdo a conocedores de la operación, la emisión contaría con alto interés por parte de inversionistas locales e internacionales, sobre todo institucionales y personas de alto patrimonio.

El precio mínimo de cada acción rondaría los $4.500 (más de 12,5% por sobre el precio de la anterior y fallida colocación).

Fuente: El Mercurio