Niveles de sueldos explicarían en mayor medida las bajas pensiones

Niveles de sueldos explicarían en mayor medida las bajas pensiones

Académicos de distintas corrientes coinciden en que las bajas pensiones se deben a las características de un mercado laboral marcado por escasos niveles de productividad. Casi dos millones obtienen sueldos menores a $400 mil, lo que implica que si ese grupo alcanzara una tasa de reemplazo de 70%, obtendría una pensión de $280 mil mensuales.

En este sentido, los expertos aseguran que un cambio en la forma de gestionar los fondos previsionales, por sí solo, no haría gran diferencia. Ni siquiera en el más favorable de los escenarios.

Más de 423 mil trabajadores asalariados -con contrato- cotizaron en julio por un sueldo bruto igual o menor a $200 mil mensuales, según cifras de la Superintendencia de Pensiones. Si esas personas obtuvieran una tasa de reemplazo equivalente al 70% de su último sueldo imponible -y con eso se cumpliera una de las primeras exigencias del movimiento contra las AFP-, recibirían una jubilación mensual máxima de $140 mil mensuales.

A modo de referencia: la línea de la pobreza en Chile, definida por el Gobierno en 2015 para un hogar de cuatro personas, es de $361 mil mensuales.

20% de los chilenos gana un sueldo mínimo o menos

La Nueva Encuesta de Ingresos Familiares (NESI 2015) del INE muestra que el 20% de los 7,6 millones de trabajadores chilenos -incluyendo los sectores formal e informal- gana un sueldo mínimo o menos al mes ($194 mil líquidos) y el 57% gana menos de dos sueldos mínimos.

Las pensiones son el resultado de las características del mercado laboral. Si según la NESI 2015, más del 50% de los trabajadores gana menos de dos sueldos mínimos netos, entonces no le puede exigir al sistema que genere pensiones tanto más altas”, afirma Carlos Ríos, director del área económica social de la Fundación Avanza Chile, plataforma vinculada al ex Presidente Piñera.

Una opinión similar tiene el profesor de economía de la Universidad de Chile Alejandro Alarcón: “Las causas fundamentales de las bajas pensiones están en el mercado laboral. El ingreso medio de los chilenos es de quinientos dólares al mes ($340 mil), lo que responde a nuestro nivel de productividad”, dice.

La baja productividad, de hecho, es uno de los talones de Aquiles de la economía local que dificulta la expansión de los salarios. Chile ocupa el penúltimo lugar en esta materia dentro de los países que integran la OCDE, y solo supera en esto a México.

Cotización efectiva es de 4,8% del verdadero ingreso laboral

Y si los salarios son bajos, otro elemento que conspira contra las pensiones es que los trabajadores tienen múltiples espacios para no cotizar por el total de los ingresos percibidos y, de este modo, priorizar la liquidez presente en desmedro de los ahorros. Algunos de estos espacios son legales y otros son abiertamente fraudulentos.

“La tasa de cotización efectiva en Chile es 4,8% del verdadero ingreso laboral”, afirma el académico del Instituto de Economía de la Universidad Católica Salvador Valdés, quien agrega que la solución directa a este fenómeno “no es subir las tasas de cotización, sino cerrar exenciones y entregar la fiscalización en esta materia a la Tesorería General de la República.

Fuente: El Mercurio