Outplacement: la otra cara de las desvinculaciones

Outplacement: la otra cara de las desvinculaciones

En un año, los profesionales que cursaron un programa de outplacement o de reinserción laboral subió de 1.234 a 1.391 (12,7% de alza), considerando las cifras de cuatro compañías referentes en la industria: People & Partners, DNA Human Capital, Lee Hecht Harrison (LHH) y Mandomedio. Para Pascal Cáceres, académico del Centro de Desarrollo Gerencial de la Universidad de Chile, esta alza se explica por el actual escenario económico: “Hay una mayor cantidad de personas que están en período de transición laboral y, tanto ellos como las empresas donde trabajaban, han percibido que necesitan ayuda. Esta es una herramienta cada vez más conocida y que tiene prestigio”.

El servicio a nivel ejecutivo por lo general incluye un acompañamiento personalizado para agilizar la recolocación. Desde consideraciones prácticas como el armado del currículum, técnicas para una buena entrevista, uso de redes y definición de sueldos acorde a mercado, hasta aspectos de autoconocimiento y definición del desarrollo de carrera. Muchas firmas también hacen sesiones especiales con temas de interés, como el sistema de concesiones o la reforma laboral, por ejemplo.

Las industrias que más han aportado con profesionales este último año son la minería, el sector financiero y el tecnológico. “Hay compañías tecnológicas que suprimieron líneas de su estructura. En el caso financiero estuvimos en presencia de algunas fusiones”, explica Carolina Riquelme, gerenta general de LHH Chile.

Estrategia de Imagen: “ex empleados Contentos”

Un cambio importante que explicaría el alza en la demanda por estos programas de Outplacement, es el mayor interés que han mostrado las empresas. “Si se trata de un profesional que tiene 10 o 15 años en una firma, todo lo que esa compañía puede querer es que la persona salga y hable muy bien de ella. La organización entiende que es una marca”, indica Murilo Arruda, managing director de DNA.

Además, se refuerza la imagen y credibilidad interna, disminuyen los procesos de incertidumbre en las personas que permanecen, y se da luces a quienes quedan de cómo serán tratados ellos en caso de una desvinculación, señalan expertos.

En esa misma línea, destacan que el servicio ya no está destinado solo a cargos estratégicos, sino que incorpora generalmente hasta las jefaturas. “En empresas importantes, los sindicatos han negociado con la empresa para que sea incluido como un beneficio de salida para todos los empleados“, agrega.

Así y con el afán de preocuparse de sus empleados en las distintas etapas laborales, la empresa puede incorporar éste y otros beneficios complementarios  a sus trabajadores desvinculados, como la educación previsional, financiera y tributaria, fundamentales al momento de enfrentar la salida de la empresa, sobre todo si los trabajadores están en edad cercana al retiro. Así la desvinculación se convierte en un proceso donde la empresa contiene a sus colaboradores y los ayuda a que sea éste sea planificado y exitoso.

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment